La adicción al alcohol provoca que el individuo no pueda controlar el consumo del mismo y pierda la capacidad de control sobre la conducta de beber.

Esta adicción causa efectos a nivel físico como esofagitis, gstritis, úlcera péptica, pancreatitis, diabetes, neuropatía, degeneración cerebelar, neumonías, hepatitis, hígado graso, cirrrosis, etc. 

En lo referente a los efectos que causa a nivel psicológico, la persona con esta tipo de adicción tiene una permanente disonancia cognitiva, es decir, lo que piensa no se ajusta con lo que hace. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted