Publicado: 20 de Junio de 2016

Estudios científicos advierten que el uso de esta red social puede provocar depresión, estrés y crear tensiones en las parejas.

A mucha gente le sucede: Abre Facebook para ver qué novedades hay y de repente se da cuenta de que lleva más de una hora cotilleando compulsivamente perfiles de sus exparejas a las que hace años que no ve. Además de una pérdida de tiempo, este tipo de comportamientos resultan perniciosos para la salud mental de los usuarios de la red social de Mark Zuckerberg, según demuestran algunos estudios científicos recientes.

Te hace sentir deprimido

Atravesar una breve depresión es uno de los episodios más habituales tras emplear de forma compulsiva el Facebook. Este episodio suele producirse después de ver fotos en las que personas cercanas a nosotros aparecen pasándoselo bien y en las que no estamos presentes, dando lugar a un sentimiento de celos.

Entonces, afirman los expertos, suele producirse una búsqueda exhaustiva de más imágenes sobre este evento. Según un estudio publicado recientemente por el Journal of Social and Clinical Psychology, a medida que el tiempo en este tipo de búsquedas aumentan, también aumentan las posibilidades de sentirse deprimido.

Puede causar problemas de estrés

Mucha gente acude a Facebook para escapar del estrés y la rutina del trabajo pero pocos sospechan que este comportamiento no hace más que agravar dicho estado de estrés. Esto ocurre especialmente en los perfiles que tienen gran cantidad de "amigos" en esta red social, según publican investigadores de la University of Edinburgh en Escocia.  El motivo es que los que cuentan con mayor número de contactos tienen más posibilidades de irritarse con lo que leen o de ofender a gente con sus post.

Fomenta la inseguridad sentimental

"¿Si me quiere por qué no le ha dado a 'me gusta' a mi última publicación?" o "¿Quién es esa persona tan ligera de ropa que acaba de pedirle amistad a mi pareja?" son preguntas que muchos usuarios de Facebook se hacen de manera habitual. Desde el arranque de esta red social en Internet ha circulado el rumor de que fomenta la inseguridad en las relaciones de pareja. Una vox populi que, sin embargo, ha resultado ser cierta.

Según un estudio publicado en el Journal of Cyberpsycholoy, Behaviour and Social Networking, las parejas que pasan mucho tiempo en Facebook son más proclives a experimentar "resultados negativos en su relación" que pueden derivar en infidelidades, ruptura o divorcio.