Publicado: 8 de Julio de 2016

Los jóvenes son el sector más vulnerable, sobre todo los menores de edad. Suelen preferir juegos de estrategia y habilidad, tales como el póker o las apuestas deportivas.

El abuso de Internet puede ocasionar comportamientos compulsivos como la adicción al juego 'on-line', que suponen una categoría diagnosticada como trastornos psiquiátricos, dado que "Internet facilita que el juego sea más accesible, asequible, anónimo y disponible las 24 horas del día", ha afirmado el catedrático de Psicología Clínica de la Universidad del País Vasco, Enrique Echeburúa Odriozola.

Los jóvenes son el sector más vulnerable y dentro de ellos los menores de edad, ya que "recurren al juego a través de la red y están más interesados en juegos de estrategias y habilidad como el póker o las apuestas deportivas; la idea de poder apostar basándose en sus propios conocimientos lo vuelve más atractivo", ha indicado el doctor Echeburúa.

Se trata de un problema que conlleva "consecuencias psicológicas negativas porque la persona afectada se encierra en casa, se aísla de las relaciones sociales y laborales, deriva en depresión o ansiedad social y en otras adicciones como el consumo de alcohol o drogas", subraya el doctor Echeburúa.